Situando-nos

Cuando te dejé respirar volaste alto, mientras la distancia obvia y tangible no ha jugado a nuestro favor, reinventamos todo tipo de conexión, poco evidente fué cerrarte, a tu vuelta con alas rotas pretendiendo que no puedo sentir, ignorando el no sé leer-nos, alimentando de aire para lentamente envenenar al tiempo que no juega a mi favor.

Mientras tu universo brilla, sigo sentada procesando-nos, sin luz, con este inagotable optimismo.

No sé dónde situar-nos, en un camino sin rumbo, a pasos apresurados, donde todo siempre ha florecido sin el sentido propio de la coherencia.

Tú solo sabes de energía. Yo solo sé de nada.