Nueve

Tu sonrisa está presente en esas historias junto al ático sin calor que habitaste junto a las palomas.

Me sirves té, nos vamos al estudio escondidos, entre tu pasión por la paleta de colores de Rupià comemos chocolates prohibidos.

Siempre quise ser pintor, me dices.

Todo un romántico, pienso. Miro por la ventana, veo ondear la bandera de Catalunya.

Volem un barri digne

Nos reímos como niños, me cuentas de política, tus secretos culinarios para la infalible mermelada de melocotón. Te veo dar pinceladas. Todo me parece bonito.

Tu sonrisa está presente en cada abrazo que cada año me dabas al regresar. No necesitabas nada, lo dabas todo.

Nos sentamos en la mesa, junto a las galletas. Contamos nuestras historias, dramas y no se va el chisme proporcionado por la lucha independentista, home.

Tu sonrisa está presente en este corazón herido por tu pronta ausencia. Calentandome las lágrimas, apretando mi ensueño.

Tu luz me hizo crecer, hasta luego querido amigo.