Fué

Aquí se me fue otro día, unas horas malgastadas.

En el abrumo de un cielo caprichoso, bajo sentimientos injustificados, albergando el delito de mi eterna voracidad, recelandote en esos minutos libres.

Arde mis adentros sofocándome las ansías.