Despertar

La desaventura de lo que pudieramos haber sido.

El cuarto se llenó de pensamientos que nunca conocerán la realidad.

Detrás de la pared, el torrente de cotidianidad exaltado por la lluvia bajo esa nube que no hace olvidar que existe un sol.

No habrá cuenta regresiva, viviré con la vaga esperanza de que no nos esfumemos en el transito, a la espera, en el medio.

Abrí los ojos ante el vacío de saber que no se cuando te veré de nuevo.