Debajo de

Escapando de la realiadad detrás de mi teléfono.

Nadando en el calendario, asfixiandome en mis responsabilidades.

Usando un conector invisible que me ayude a sentirme más cerca de tu tacto.

Imaginándome una caricia que se ha quedado en el fugaz instante.

Debajo de mi edredon de invierno que reposa sin vida sobre mi piel tostada.

Palpitando una ansiedad llena de recuerdos, mientras el silencio de esta habitación cautiva lentamente mi sueño.